Blancanieves y los siete enanitos – El cuento clásico de Disney

Cuenta la historia, que hace mucho pero mucho tiempo, nació una hermosa niña de muy nobles sentimientos, con la piel tan blanca como la nieve, por lo que sus padres decidieron darle por nombre Blancanieves.

Lamentablemente siendo aún muy pequeña, su madre enfermó gravemente y al poco tiempo se murió, quedando la pequeña bajo el cuidado y la protección de su padre.

Con el correr de los años, su padre se volvió a casar con una mujer muy vanidosa y terriblemente malvada, que sólo pensaba en su belleza y en ser la más hermosa de aquel lugar.

Aquella mujer convertida ahora en madrastra de Blancanieves, tenía un espejo que era capaz de decirle todo los días quién era la mujer más guapa del reino. Ella siempre le decía:

-Espejito, espejito mágico, ¿Quién es la mujer más hermosa de este reino?.

Y el espejo siempre respondía:

-Tú mi hermosa señora! Nada ni nadie iguala tu belleza!.

Cuento de blancanieves corto

Hasta que un día la respuesta del espejo cambió.

-Mi señora, tú aún sigues siendo muy hermosa, pero déjame decirte, que la más bella de todas ahora es Blancanieves.

Blancanieves se había convertido en una preciosa señorita, tanto que nubló la belleza de aquella malvada mujer.

La respuesta que había escuchado de su espejo mágico, enfureció tanto a aquella malvada mujer que reunió a todos sus sirvientes y les dijo:

-Busquen a Blancanieves, llévenla engañada a lo más profundo del bosque y mátenla, quiero que me traigan en una caja su corazón. Él que no quiera cumplir con este mandato, correrá con la misma suerte que ella.

Al escuchar esto, todos los sirvientes corrieron a cumplir aquel mandato. Salieron a buscar a la hermosa joven y cuando la consiguieron bajo engaños la llevaron al bosque con la excusa de dar un paseo.

Mientras paseaban, todos los empleados comentaban lo bondadosa y noble que era Blancanieves y que por tal razón no se merecía que le dieran muerte, así que decidieron contarle todo.

Llegando a lo más profundo del bosque, todo los sirvientes le contaron a Blancanieves lo que había planeado su madrastra; pero que ellos no podían hacerlo, así que la dejaron ahí y le dijeron que huyera.

En lugar del corazón de la bella joven, los sirvientes le llevaron a la madrastra el corazón de un animal para que no sospechara nada.

La hermosa joven caminó sin parar por el bosque; hasta encontrar una casita pequeña y entró en ella.

Dentro de la pequeña casita todo era muy pequeñito; había 7 sillitas y una mesita, también encontró 7 camitas, entre otras cosas.

La joven tenía mucha hambre y estaba muy cansada de tanto caminar, así que se comió todo lo que estaba servido en 7 platitos que estaban sobre la pequeña mesa, y luego se acostó sobre las 7 camitas.

Esta pequeña casa, tenía por dueños a 7 enanitos quienes regresaban de sus labores para comer, pero al entrar en ella, se quedaron sorprendidos al ver a Blancanieves dormida sobre sus camitas. Uno de ellos dijo.

-¡Nunca en mi vida había visto una criatura tan bella!

-Sí, es verdaderamente bella, respondió otro.

-Si se quedara con nosotros, ella podría ayudarnos con las labores de la casa, comentó otro de los enanitos.

Cuando Blancanieves despertó, les contó a todos lo que le había pasado y lo que pretendía hacerle su madrastra. Los 7 enanitos le dijeron que se quedara con ellos, que allí estaría a salvo y segura.

Historia de blancanieves

Ella aceptó complacida; mientras tanto al otro lado del bosque la cruel madrastra confiando en sus sirvientes, asumió que volvería a ser la más bella y volvió a preguntar a su espejo…

-Espejito, espejito mágico, ¿Quién es la más bella del reino?

Y el espejo respondió:

-Mi señora, sigues siendo muy bella, pero la más bella de todas sigue siendo Blancanieves.

-¡Eso no puede ser!, ¡Ella ya no existe!, ¡Yo tengo su corazón! Gritó la malvada madrastra.

-Siento mucho decirle, que ha sido usted engañada. Blancanieves está viva y se encuentra en una pequeña casita en lo profundo del bosque, junto a 7 enanitos, respondió el espejo.

Sintiéndose burlada y muy furiosa, la madrastra se disfrazó de vieja para llevar consigo una cesta con manzanas envenenadas, así que fue a buscar a Blancanieves.

Al llegar a la pequeña casita tocó la puerta.

-¿Quién es? Preguntó Blancanieves.

-Soy una pobre anciana que vende manzanas, respondió la malvada madrastra disfrazada.

Blancanieves y los 7 enanitos

Al escuchar esto, Blancanieves abrió la puerta y no pudo resistir las ganas de comerse una manzana, compró una y al morderla cayó al suelo.

La malvada mujer se fue riendo a carcajadas; pensando que ahora Blancanieves, sí estaba muerta, y volvía a ser ella la mujer más hermosa del reino.

Cuando los 7 enanitos regresaron a la casa, vieron tendida en el suelo a Blancanieves, empezaron a llorar por su muerte y con mucho dolor construyeron una caja de cristal en el que metieron a Blancanieves y la pusieron lo más alto del bosque.

En ese momento, pasaba un príncipe quien se quedó maravillado con la belleza de Blancanieves y sintió mucho la tristeza de los enanitos. Entonces decidió abrir la caja y besó a Blancanieves quien despertó al sentir el beso del príncipe.

Cuando los 7 enanos vieron que Blancanieves estaba viva, saltaron y rieron emocionados. El príncipe al saberlo todo, decidió llevarse Blancanieves y los 7 enanitos a su reino.

Mientras tanto la malvada madrastra, volvió a su castillo para volver a hablar con su espejo:

-Espejito, espejito mágico, ¿Quién es la mujer más hermosa de este reino?.

-Mi señora, tú aún sigues siendo muy hermosa, pero déjame decirte que la más hermosa es Blancanieves.

-¿Qué dijiste?, dijo la malvada madrastra.

El espejo le explicó que Blancanieves seguía viva y que ahora se encontraba en un lugar seguro en el que nunca podría hacerle daño junto a un apuesto príncipe.

Al escuchar todo eso, la malvada madrastra enloqueció e intentó romper el espejo; pero el espejo utilizó sus poderes y la castigó dejándola atrapada dentro de él.

Cuento de blancanieves original

Con el pasar del tiempo, el príncipe y Blancanieves se casaron para vivir felices para siempre, junto a sus amigos los siete enanitos.

Moraleja de Blancanieves y los siete enanos.

Son muchas las enseñanzas que el cuento de Blancanieves y los siete enanitos aporta; como por ejemplo nunca abrir la puerta a desconocidos y mucho menos aceptar comida sin saber que pueda tener.

Pero la más importante de todas, es la que la madrastra de Blancanieves nos enseña; que aquellas personas que viven con sentimientos negativos como la envidia o la rabia, suelen vivir solos y tristes siempre.

No importa que la madrastra también fuera hermosa, al querer ser la más hermosa de todas, se quedó sola, alejando a su hijastra y a sus súbditos, e incluso su espejo fiel la castigó.

Seguro te gustó este tierno cuento, por eso te invito a ver esta otra versión que seguro te encantará como a mí.